Buscar

11 Claves para generar relaciones conscientes

Una relación consciente es una relación que vives desde la consciencia de que sólo tú eres la persona responsable de tu bienestar y felicidad, te haces cargo de tus emociones y necesidades, lo que haces con el otro es compartir y crecer gracias a su espejo. En esta clase de relación siempre eres consciente de que lo que surge en ti, procede de ti y sólo tú puedes transformarlo. El otro simplemente te ayuda a sacar a la luz lo que necesita ser reconocido en ti y eres muy consciente de ello. Es un espacio en el cual te permites ser tú plenamente, y aceptas plenamente al otro. Se basa en la conexión interior con el amor verdadero del ser. Se vive en la relación desde el amor y no desde el ego. El ego está por supuesto pero ya no es lo que domina, es la luz la que domina. Es la luz la que abraza las reacciones del ego y las transforma generando una mayor expansión y liberación interior. Hay una gran consciencia en el ser de qué es ego y qué es luz.


Puede que te preguntes si es necesario que ambos miembros de la pareja estén en el mismo nivel de conexión con el amor verdadero para poder generar una relación consciente y la respuesta es no. No es necesario, pues la relación consciente la estableces tú con tu forma de vivir en esa relación y con tu visión amorosa de la misma. Es el amor verdadero desde el que vives lo que establece la posibilidad de generar relaciones conscientes. Es como si tuviera una lámpara brillante, no necesitas que el otro tenga una lámpara brillante para tener luz, si tú la tienes ya hay luz y esa luz activará la luz del otro ser.


Las relaciones conscientes no tienen que ser sólo relaciones de pareja, todas las relaciones pueden ser relaciones conscientes si se viven desde la consciencia del amor verdadero como he detallado antes.


Ahora entro de lleno en las claves para poder generar este tipo de relaciones:


  1. Estar en conexión con el amor verdadero que eres y todos somos. Sabiendo que todo amor en tu vida surge del nivel de conexión que tienes con el amor verdadero dentro de ti.

  2. Hacerte responsable de todo lo que surge en ti y en tu vida.

  3. Apertura a aprender de todo ello para crecer y expandirte aún más en ese amor verdadero.

  4. Ver las relaciones que tienes con los demás como lo que te ayuda a ser consciente de lo que todavía necesitas sanar, aceptar, reconocer y honrar en ti.

  5. Ser consciente de que no eres tu ego (tus pensamientos, creencias, patrones emocionales) y el otro tampoco lo es.

  6. Ver el ego como lo que nos ayuda a despertar aún más en lo que verdaderamente somos, como un instrumento para tener esta experiencia humana.

  7. Aceptar las emociones y sentimientos que surgen en ti a partir de los conflictos o retos que surgen en la relación, abrazarlos y honrarlos como parte de tu experiencia humana y de tu mayor crecimiento en consciencia.

  8. Ser consciente de que lo importante no es tanto ser consciente todo el rato o estar todo el tiempo conectados al amor verdadero como el saber regresar a él una y otra vez cada vez que nos perdemos en el ego.

  9. Ser consciente de que la vida es un viaje no un destino y los retos en el viaje es lo que nos fortalece y nos hace avanzar con más armonía y bienestar.

  10. Ser consciente de que no necesitamos a nadie para sentirnos en plenitud o felices sólo nos necesitamos a nosotr@s mism@s siguiendo a nuestro corazón.

  11. El respeto por la libertad tanto tuya como del otro es fundamental. La puerta siempre está abierta en una relación consciente estás en ella porque deseas no por necesidad o apego. Si el otro se va perfecto, si se queda perfecto. Si me quiero ir yo perfecto, si se quiere ir el otro perfecto. Si quiere hacer algo conmigo perfecto, que no quiere perfecto. Si quiero hacer algo por el otro perfecto, que no quiero hacerlo perfecto. El compromiso es con el corazón de un@ mism@ es a lo único que se es fiel y se acepta que el otro haga lo mismo. Queremos que el otro haga lo que desea hacer desde su libertad y lo mismo hacemos nosotr@s. No se trata de complacer al otro sino de amarnos más cada uno en la relación y así amar al otro.


Es importante tener en cuenta que estas claves cada una de ellas es un proceso de despertar y crecimiento interior en sí mismo que no se puede forzar sino que surge a partir de las experiencia de vida, que elevan el nivel de consciencia y la apertura del corazón que surge gracias a ellas. Cada persona irá abriéndose a estas claves cuando esté preparada para ello y también avanzará dentro de cada una de ellas. Es como la mariposa, no podemos hacer que el capullo se abra cuando queramos, se abre cuando es su momento ni antes ni después. Pues muchas veces se cuela el ego espiritual y desde ahí surge el deseo de forzar cosas en nosotr@s, y de ahí, no surge nada positivo. No se trata de correr en el camino, se trata de vivir cada tramo de él. No se puede vivir mal esta vida, se vive siempre lo que se necesita vivir. Los juicios sólo proceden del ego. La luz siempre te hará saber que todo está bien.

Cuando el ser está preparado, todo lo que necesita para crecer aparece en su vida. No hace falta que nos preocupemos, que forcemos, simplemente vivir plenamente lo que ahora está sucediendo en nuestra vida, en esas experiencias están todas las oportunidades de crecimiento que están disponibles para nosotr@s ahora. Y si te pierdes un poco y no sabes cómo gestionar lo que te sucede o qué oportunidades de crecimiento te está ofreciendo, siempre puedes pedir apoyo para poder ver con más claridad. Por ello, confía en tu proceso, confía en la vida pues te ofrece siempre lo que necesitas ahora para tu mayor expansión y crecimiento.


Un abrazo grande y espero que hayas disfrutado de este post!


Virginia Silván-Dalprem Kaur




60 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

BLOG