Buscar

¿Cómo establecer límites sanos en tus relaciones?

Actualizado: feb 15


El bienestar en nuestras relaciones con los demás depende del saber establecer unos límites sanos y el hacerlo es el mayor acto de amor hacia nosotr@s mism@s que podemos hacer. Sin embargo, muchas veces lo que hemos aprendido para nada tiene que ver con saber generar límites sanos en nuestras relaciones más bien lo contrario, precisamente porque no se nos ha enseñado hacerlo ya sea desde nuestras familias, sociedad o cultura. Y lo que sí se nos ha enseñado es sobrepasar o no marcar los límites personales.

Recordemos que este tipo de aprendizaje es inconsciente, pues es aprendido a través de la conducta de las personas que nos rodean. Y las mismas personas de las que lo hemos aprendido a su vez también lo aprendieron así. Aprendemos de lo que los demás hacen, no de lo que nos dicen;) Por eso, por mucho que nuestra madre o padre nos digera tienes que respetarte, si él o ella no lo hacían, de poco valían sus palabras.

¿Qué son los límites personales?

Los límites personales son las pautas a través de las cuales un@ mism@ se relaciona con los demás. Esas pautas están basadas en nuestras experiencias pasadas, creencias, actitudes, opiniones, aprendizaje social y familiar.

Los límites personales funcionan en dos direcciones afectando a lo que hacemos o a lo que recibimos en nuestras relaciones. También, ayudan a nivel indivual a detectar lo que nos gusta o no nos gusta, qué le sienta bien a alguien de manera personal o le sienta mal de manera personal.

Saber definir bien y tener claridad sobre nuestros límites personales nos ayuda a saber qué cosas permitiremos o no permitiremos a los demás cuando se relacionan con nosotr@s, cómo dejaremos que nos traten o no. Muchas veces no somos conscientes de ello de forma clara, porque no hemos dedicado tiempo a pensar sobre ello, y simplemente nos relacionamos con los demás en modo piloto automático (inconsciente).

¿Cómo detectar que no tienes límites personales sanos

en tus relaciones?

  • Cuando dices Sí, cuando en realidad querrías decir NO.

  • Sentirte culpable al decir NO, o sentirte mal cuando te dicen que NO

  • No tener tiempo ni espacio para ti

  • No respetas tus valores para agradar al otro/ permanecer a su lado

  • No hablas cuando tienes algo que decir, te quedas callad@

  • Adoptas las ideas, creencias de otras personas para ser aceptad@ por ella

  • Dejas de avanzar en tu vida, te frenas porque las otras personas no lo están haciendo y por tanto, reprimes lo que te fluye para estar al mismo nivel que las otras personas.

  • No pides ayuda cuando alguien te ha tratado mal o maltratado

  • Aceptas que te toquen o tener sexo cuando en realidad no te apetece

  • Permites que alguien te distraiga o te interrumpa para satisfacer las necesidades inmediatas de esa persona

  • No respetas tu territorio, dejando que te invadan el espacio sin decir nada o no respetas el territorio del otro

  • Das mucho, demasiado para ser percibid@ como útil o valios@

  • No expres